PADRES SEPARADOS, ¿HIJO CONMIGO?

 

Mi hijo está separado y vuelto a casar. Tengo un nieto que no quiere vivir con su madre, porque ésta también se ha vuelto a casar, ni con mi hijo. Yo podría decir que se viniera a vivir conmigo, creo que tanto su madre como su padre no tendrían ningún reparo. El niño está deseando que esto sea así. Pero yo no sé que hacer, llevo tiempo dudando y la verdad es que estoy confusa. Me gustaría saber su opinión.

Si usted quiere y puede, a mi no me parece mal pero con alguna condición. Una de ellas sería que irse a vivir con usted, no sea un escape para el chico en el sentido de que va a estar más cómodo o menos exigido en lo personal. El mayor mal que se le puede hacer a una persona, es no exigirle y este chico tiene que ser exigido, sino no será educado. Otra cosa que doy por supuesto es que a sus padres les parece bien -usted me lo dice pero puede ser su percepción- y que no van a desentenderse del muchacho. Los padres son los primeros educadores de los hijos y, aunque estén separados, siguen siéndolo. Por tanto, habrá que dejar algunas cosas claras, antes de que empiece a vivir con usted, tanto con su madre como con su padre. Los planes que ellos hagan con sus respectivas parejas, tienen que tener siempre presente lo que es mejor para el niño. Si esto no es así, usted se está haciendo daño, además se lo está haciendo al niño y a sus padres. Por otra parte, tendrá que quedar muy claro,  que si a usted le pasa algo y no puede atender al niño, o simplemente cambia de opinión, este no se debe quedar con la sensación, de que no tiene casa y de que estorba en todos lados. Eso nunca.

Partiendo de esas bases, se puede establecer una conversación o varias con sus padres, de forma que la cosa quede ordenada y sea lo mejor para el niño y para usted. Teniendo en cuenta además, que los padres no dejen de ejercer sus funciones como padres. Habrá que hablar de dinero. Un hijo cuesta dinero y eso es cosa de los padres. Usted, por otra parte, como he dicho antes, tiene que quedar libre para, en cualquier momento, poder dar marcha atrás, por la razón que sea, sin que eso suponga una pelea para nadie. Al contrario, le tienen que estar agradecida por los servicios prestados, si esto no queda muy claro, no lo acepte. El niño es de sus padres y usted es su abuela.

 

comments