TENGO LA IMPRESIÓN DE QUE MIS HIJOS PASAN DE MI POR SER MAYOR

Tengo 3 hijos casados y, como consecuencia, tengo 7 nietos. Tengo la sensación de que los padres de ahora no educan como debieran. Me parece como si se quisieran menos. Aunque parezca mentira estas consideraciones me quitan la paz. Yo las comento con mi marido y él me dice que estamos en otros tiempos, pero que el cariño es el mismo. Yo no lo creo así, me parece que hay más egoísmo. Me gustaría saber su opinión.

Si lo que quiere decirme es que actualmente los padres quieren menos a sus hijos o que los hijos quieren menos a los padres, yo no estoy en condiciones de hacer comparaciones. Supongo que se querrán como siempre. Es lo que parece que le dice su marido.

Lo que a mi si me parece y, quizás sea por ahí por donde usted quiera preguntar, es que ahora hay menos orgullo de familia. Se valora menos a los padres y a los abuelos. A lo mejor algo de eso tenemos en nuestra sociedad. Tenga en cuenta que actualmente solo se le da importancia a lo que cuesta dinero. Solo se aprecia aquello que tiene precio y a más precio más aprecio. Pero hay en nuestra sociedad muchas cosas que tienen un gran valor y no tienen precio. La confusión entre valor y precio está llevando a muchas personas a vivir una vida tremendamente aburrida y vacía. Lo que todo ser humano admira de sus padres, de sus abuelos, en muchos casos, son cosas que teniendo mucho valor, no tienen precio. Pero es lo que nos ha “hecho como personas”. Probablemente es de lo que más orgullosos nos sentimos en nuestra vida. Aquello que nos enseñaron y ha sido el norte de nuestra vida. Eso genera un orgullo personal, de familia. Afortunadamente, se ve con mucha frecuencia.

Actualmente, se habla de “padres estándar” y de “huérfanos de padres vivos”, los hijos están, en muchos casos, percibiendo que sus padres son “como los demás”, solo que a ellos “les han tocado” los que tienen. Esa es una de las causas del poco orgullo de familia que se puede apreciar en muchas ocasiones. Falta de valores por los que merece la pena vivir.

Lo único que le interesa a mi padre es ganar dinero y no tener problemas, me decía un chaval no hace mucho. Con una sensación como esa, o parecida, es muy difícil que se tenga orgullo de ser hijos de alguien. Lo que en el fondo enorgullece al ser humano es todo lo relacionado con el ser de la persona. Lo que está relacionado con el tener, se aprecia porqué tiene precio, y de ello se puede presumir, pero en el fondo no produce “orgullo de pertenencia” que es lo que está sucediendo actualmente a muchas familias. No tienen ese orgullo, y como consecuencia, las personas vamos cada vez más a los nuestro. Cada uno a lo suyo. Por ese actuar se percibe que la unión entre padres e hijos es débil. O por lo menos, más débil de lo que debería ser.

¡Ánimo y hasta cuando quiera!

Foto vía: Abuela vía photopin(license)

comments