ME SIENTO UNA INÚTIL

Tengo tres hijos, el pequeño de los cuales ya ha cumplido los 22 años, y yo me encuentro como que no me hacen caso, no me valoran. Todos tienen sus cosas que hacer, sus estudios o trabajos. La mayor ya está casada. Yo, para decirlo en pocas palabras, me siento una inútil. Se lo digo a mi marido y me dice que eso son tonterías mías que estoy haciendo una labor muy importante en la familia, pero yo no la veo por ninguna parte. ¿Qué me recomienda que haga? 

Pues así de repente, que le haga caso a su marido.

La vida de las personas pasa por etapas. Usted ha terminado una y está empezando otra. En esta ultima, tiene que prestar menos atención a sus hijos.

Ellos ya se valen por si mismos. Es verdad que su papel requiere menos tiempo y dedicación que antes, pero eso no quiere decir que sea menos útil, menos valida. Usted es igual de importante, solo que de otra forma.

Lo que usted me dice les ocurre a muchas mujeres. A una situación, más o menos como la suya, la psicología le  llama de nido vacío.

Es el momento de hacer otros planes, de mirar otros objetivos en la vida.

No olvide el deseo de darse a los demás. Y fórmese para ser buena abuela.

Toda formación, no solo debe incidir positivamente en uno mismo, sino también en la familia.

Dedique tiempo a los demás, todo lo que sea salir de uno mismo, es abrir la puerta a la felicidad. La preocupación por los demás tiene un efecto en el ser humano tremendamente positivo y, además, lleva a ver la vida con más sencillez. 

Muchas veces, la falta de paz que nos desasosiega tantas veces, proviene de pensar en nosotros mismos. Situación que solo se soluciona haciendo lo posible para pensar en los demás. Es una ocasión maravillosa la que a usted se le presenta.

Piénselo así, y tómese un tiempo para ver a que se va a dedicar, cuando lo tenga decidido, hágalo. No se preocupe, es una crisis de crecimiento, que hay que saber aprovechar.

 

comments