ADOLESCENCIA

Mi hijo mayor esta en la adolescencia y algunas veces se enfada  sin motivos. Una vez dijo que se iba de casa, aunque no se fue. Era la primera vez que decía una cosa así. A mi me dio mucho miedo y yo creo que desde entonces le exijo menos, le dejo pasar más cosas. A veces me pregunto si lo estoy haciendo bien, porque yo creo que a los hijos hay que exigirles. En fin, como ve estoy  hecha un lío y me gustaría exigirle más, pero ¿y si se va de casa?

Yo creo que a los hijos hay que exigirles. Con cariño, que se sientan queridos, pero exigirles. El mayor mal que se le puede hacer a un hijo es no exigirle. Es equivalente a no quererlo, aunque parezca duro. Siga insistiendo a su hijo lo que deba. Muchos adolescentes dicen que se van de casa y lo hacen, pero no salen del barrio, de lo conocido. Por supuesto, vuelven a las pocas horas. Lo que quieren es que no se les exija, que se les deje tranquilos. Son reacciones que  hay que tener en cuenta, pero no hay que darse un disgusto. Lo que hay que hacer es aprovecharlas para conocer más a los hijos, para saber hasta donde puede llegar cuando dicen eso. Usted siga educando, sin miedo. Si se deja llevar por este, dejará de educar. Hágalo, además de  con cariño, exigencia y sentido común, con optimismo. 

Foto vía: Kasansass (bichocreativo) vía photopin cc

comments