GENEROSIDAD

Tengo dos hijos de 7 y 9 años que son muy egoístas con sus amigos, siempre hacen los que les interesa a ellos,  a mi me preocupa, porque la gente que es tan interesada, al final terminan pagándolo. ¿Me podría decir cómo se debe afrontar ese defecto? 

Lo primero que me gustaría decirle es que, aunque pueda parecer que sus hijos son pequeños, me parece que tener esa preocupación es un signo de querer educar  de verdad. Si se fija, de un tiempo a esta parte, hasta en la publicidad para niños se está animando a no compartir. Es decir, se les está diciendo a los niños que su comportamiento tiene que ser  egoísta.

Esto se tiene que contrarrestar en casa. Sin decir nunca que son unos egoístas. Una forma de no quitar un defecto, es diciéndole muchas veces a una persona que lo tiene. Habrá que aprovechar situaciones concretas para  explicarle que hay que preocuparse de los demás, como a nosotros nos gustaría que se preocupasen de nosotros.

Asimismo, cuando usted o su marido, tengan ocasión de hacer algo por lo demás, es bueno explicar con naturalidad, en voz alta, los motivos que tienen para hacer eso.

A la edad de sus hijos, si ven a sus padres son generosos, están desprendidos de lo que poseen y la conversación en casa no gira en torno a lo que se tiene, no dude que, ese comportamiento, los irá educando en la generosidad.

Lo que uno ve en las personas que quiere es altamente educativo y lleva consigo una gran veracidad, lo que contrarresta lo que ve en las personas que quiere menos o que le son indiferentes.

Foto vía: Neticola vía photopin cc

comments