LOS ESTUDIOS

Tengo dos hijos  en un colegio y otro en un Instituto. De los dos que tengo en el mismo colegio, el mayor es muy buen estudiante y el segundo es más normal. Yo creo que le perjudica  ir detrás de su hermano, porque son muy distintos. Le he dicho a mi marido que deberíamos ir al colegio a hablar con los profesores, al menos con los del pequeño. El me dice que soy muy preocupona y que no pasa nada. ¿Usted que cree que debo hacer?

Yo no se si usted será muy preocupona, si lo dice su marido, es posible que lo sea.

En este caso, sin embargo, yo si le recomendaría que fuesen al colegio, ahora que estamos empezando.

Cuando un hijo normal, como usted me ha dicho,  sigue a uno muy brillante, si tiene los mismos profesores que su hermano, estos – aunque no lo quieran- están esperando que el siguiente sea igual de brillante. Generalmente un alumno bueno, tira para arriba de una clase, lo cual facilita el trabajo de los profesores.  Cuando esto no va ser  así, como ocurre con su hijo segundo, entonces los profesores se llevan un pequeño desengaño. Esto no es provocado, ni voluntario. La naturaleza humana  responde así. Cuando se empieza a dar clase a una persona con un desencanto, no nos engañemos, no es bueno para el alumno. Además él, su hijo, no ha hecho nada. Simplemente está menos dotado intelectualmente que su hermano. Mi experiencia me dice que  comentar esto con los profesores y tutor cuanto antes, es bueno para su hijo y para los docentes.

Estoy seguro que si, con serenidad, lo habla con su marido no tendrá pegas para ir a hablar de su hijo al colegio.

Además, el ver que los padres se preocupan por sus hijos, los profesores lo agradecen cosa que es positiva para ellos porque, ¿quién motiva al motivador?

Foto vía: John-Morgan vía photopin cc

comments