¡ACERTARON! SIN SABER POR QUÉ…

En esta entrada os quiero transcribir un correo que recibí hace unos días. Me parece ilustrativo de la dificultad que hay en nuestra sociedad para salirse de lo políticamente correcto.

Por una parte, el bombardeo es grande para animar a la sexualidad, y por otra los educadores no tienen la suficiente formación para dar respuestas convincentes a las situaciones que se encuentran sus hijos o las personas a las que orientan. Simplemente lo transcribo, quitando lo que pudiera aparecer como indiscreto. Ellos acertaron, sin saber muy bien por qué. Me alegró mucho. El correo del que hablo dice:

“Este fin de semana hemos asistido a su curso impartido por usted. No sabe cuánto hemos disfrutado y realmente hemos pasado unos ratos buenísimos y nos ha hecho pensar no un poquito, sino muchísimo, esta era su intención, ¿no?

Nos casamos hace tres años y nuestro noviazgo fue de 6 años más. Durante buena parte de nuestro noviazgo las discusiones acerca de las relaciones sexuales prematrimoniales fueron casi continuas, porque yo tenía muy claro que no iba a ceder y él, por su parte, no entendía muy bien el porqué de mi posición. Lo respetó, o mejor dicho, se resignó.

Este fin de semana usted nos ha dado todas las respuestas que yo no supe darle en el momento. Sólo sabía que no podía ceder, pero mis padres tampoco supieron en su momento explicarme los motivos de tal negativa, era un “no” taxativo, pero sin razones.

Nos hemos quedado los dos aún, si cabe, con la conciencia muy tranquila de que hemos hecho las cosas bien hechas, aunque por unos motivos que ahora nos han quedado muy claros y, estoy segura, que sabremos transmitir a nuestros hijos. Muchísimas gracias.”

Foto vía Javier Volcan vía photopin cc

comments